Competitividad en clases: ¿Herramienta positiva o negativa?

Durante años la competitividad en el aula de clases se ha visto como un elemento que incita a desacuerdos, rompiendo muchas veces las relaciones entre compañeros y amigos al crear rivalidades. Sin embargo, ¿Has pensado en el resultado positivo que puede generar? Esta capacidad, aplicada de manera correcta a nivel educativo, puede incentivar y llevar muy lejos a los estudiantes que deseen lograr un objetivo en específico, sin llegar al punto de la rivalidad.

En el ambiente escolar, la competitividad sana funciona como una herramienta que les permite a los alumnos llevar al límite su creatividad, compromiso y compañerismo, para lograr un objetivo.

¿Cómo se identifica una competencia sana en el salón de clases?

  • Las actividades motivan a los estudiantes a ser cada día mejor, superando sus propias capacidades, no las del resto de sus compañeros
  • Existe el reconocimiento del trabajo ajeno y este funciona como un propulsor para ser mejor

trabajo-en-conjunto

Ganar no lo es todo

El mérito va mucho más allá de un reconocimiento tangible. El apoyo de los padres y docentes, la compenetración entre compañeros y tomar en cuenta el esfuerzo que se llevó a cabo para lograr un objetivo, también deben llenar al alumno de satisfacción. No es el deseo de ganar lo que debe prevalecer en esta etapa, sino resaltar el trabajo que se empleó para llegar a la meta. Cada reto es una oportunidad para crecer, superarse y ser mejor. 

Te puede interesar: La motivación como estrategia de aprendizaje 

ganar-no-lo-es-todo

5 Beneficios de la competencia en clases

1. Fomenta la confianza 

2. Promueve el trabajo colaborativo 

3. Desarrolla autonomía y creatividad

4. Aflora líderes de grupo

5. Genera el reconocimiento de las cualidades y capacidades propias

competencia-en-clase

Motivadores internos y externos

Existen agentes internos y externos que impulsan al estudiante a lograr un fin en particular. Ser mejor cada día, asumir retos académicos, obtener mejores calificaciones, representar a la institución, y crecer como persona, deberían ser las principales razones que incentiven a la competencia. Es importante que los docentes como principales guías académicos de los estudiantes, los orienten y los ayuden a formar la idea de lo que representa una competencia sana. De este modo, los alumnos empezarán a internalizar y desarrollar esta capacidad.

motivadores-para-ganar

Interés Vs obligación

Despertar en los alumnos el interés por involucrarse en alguna actividad por iniciativa propia y no por obligación, genera un ambiente de estudio agradable. Hacerles entender que no hacen las cosas por obtener una recompensa material sino por gusto y autodeterminación, es fundamental en su formación.

equipos-de-trabajo

Los retos académicos permiten que los alumnos aprendan que la mejor forma de crecer, es enfrentar los desafíos personales y educativos que surgen diariamente.

La competencia sana, en definitiva, debe tomarse como una herramienta positiva en clases, ya que les brinda firmeza a los estudiantes, ofrece la oportunidad de conocerse a sí mismos, de exigirse y desarrollar el deseo de superarse. Esta metodología contempla una lucha leal, con base a principios y normas que todos deben respetar y tener presentes para aprender a vencer nuevos retos.

Thomas Jefferson School, es un colegio privado en Panamá, que a través de prácticas innovadoras, forma a líderes íntegros con la capacidad de lograr un cambio positivo en la sociedad. Si deseas conocer más sobre su plan escolar, te invitamos a hacer clic en el siguiente botón:

Más Información

comentarios
0